fotoc

¿Cómo disminuir las molestias del embarazo? Segunda parte

En la primera parte de este artículo, Nataly Espinoza, nutricionista de Clínica Andes Salud El Loa, nos habló sobre la fatiga, las náuseas y los vómitos. Hoy, la profesional aconseja sobre los ardores estomacales, los molestos calambres y el incómodo estreñimiento.

Pirosis

La pirosis es la sensación de quemadura que sube desde el estómago hasta la faringe, producida por la regurgitación de líquido estomacal cargado de ácido, es decir, el ardor estomacal. Al respecto, la profesional sugiere evitar los alimentos grasos y las cocciones grasas como los fritos y los rebozados, para optar por cocciones más ligeras como lo son a la plancha, al horno, al vapor o hervido. Además, puntualiza que las calorías diarias deben provenir de variadas comidas pequeñas y en forma continua.

De igual forma, se recomienda evitar el consumo de fruta en ayunas, ya que esta estimula la secreción de ácidos, así como también de aquellos alimentos que generan dicha acidez como es el chocolate, el té, el café, el alcohol, la menta, el vinagre, el limón o las bebidas con gas.

Ir a acostarse, es otra parte que puede influir en la acidez de la futura madre. Por lo que se recomienda no dormir boca arriba, sino más bien hacerlo en una posición semi incorporada. Para ello colocar, además de la almohada, un cojín debajo (de esta forma es más difícil que el ácido fluya hacia el esófago). De igual forma la nutricionista puntualiza, “no es bueno que las mamis se acuesten inmediatamente después de comer o cenar, pues deben tener una pausa de dos a tres horas antes de ir a dormir, ya que cuando el estómago está vacío, está menos propenso a producir exceso de ácido”.

Finalmente, Nataly aconseja repartir la ingesta de agua durante todo el día, sobre todo entre comidas, “se deben beber lentamente y no más de un vaso en las comidas principales”, expresa.      

Calambres

La raíz de los calambres en gestación se debe a la carencia de potasio, calcio, magnesio y vitaminas del grupo B que pueden sufrir la embarazada.

Entre las recomendaciones que entrega la profesional, además de evitar estar mucho tiempo sentada con las piernas cruzadas, destaca la utilidad de beber un vaso de leche (fuente de calcio) o comer una banana (fuente de potasio) antes de acostarte. De igual forma, se recomienda caminar alrededor de la cama durante unos segundos una vez desaparecido el calambre, evitando así su aparición.

“Para evitar la aparición de calambres durante la noche, es bastante útil darse un masaje en las pantorrillas o ponerse una bolsa de agua caliente antes de ir a dormir”, detalla Nataly. Quién también sugiere realizar ejercicios de elongación antes de ir a dormir (empujar los dedos de los pies hacia arriba con la pierna estirada).

Estreñimiento

La progesterona es la responsable de la pereza de los músculos de las paredes intestinales que provoca debilidad para expulsar las heces.

Cómo bien se ha puntualizado anteriormente, la ingesta de líquido (de preferencia agua) es fundamental para combatir la constipación (más de 2 litros diarios), así como también el consumo de alimentos ricos en fibra como frutas, verduras, frutos secos, pan integral y otros cereales completos y a su vez, limitar aquellos que no contienen fibra como los caramelos, los quesos curados o el arroz (son alimentos astringentes el membrillo, el plátano, la manzana rallada, el pomelo y el limón).

Otro factor que siempre conlleva beneficios es la realización de ejercicio físico regular. Así, una pequeña rutina de ejercicios de los músculos abdominales puede ser muy beneficiosa para superar el malestar. Además, la profesional advierte, “nunca se debe ignorar el reflejo de defecar, pues la retención de este reflejo suele causar su desaparición, pudiendo crear inclusive un estreñimiento crónico”. De igual forma, Nataly recomienda generar un hábito regular para la evacuación, dedicándole tiempo suficiente, “muchas veces la prisa o el cambio frecuente de lugares suelen suprimir el reflejo de la evacuación, de ahí la importancia de crear rutina”.

Finalmente, la nutricionista explica que el estreñimiento puede mejorar con algunos trucos sencillos como beber un vaso de agua tibia o con limón en ayunas, beber un zumo de naranja en ayunas, comer de dos a tres ciruelas o kiwis en ayunas, dejar en remojo unas 5 ciruelas en un vaso de agua durante 12 horas y una vez transcurrido el tiempo, comerlas y beber el agua en ayunas o antes de acostarse y sustituir los zumos de fruta por la fruta entera (el jugo no contiene fruta pero la pieza de fruta con piel si).