fotoc

Día mundial del Cáncer de Ovario

Actualmente, en nuestro país se estima que fallece una mujer al día por cáncer de ovario, situándolo en el segundo lugar de frecuencia en Chile, es por esto que hoy hablaremos de sus factores de riesgos, su diagnóstico y síntomas.

El cáncer de ovario es una lesión maligna que compromete al ovario, y que se desarrolla de los distintos tejidos que componen este órgano. Es así como puede aparecer del epitelio celómico (lámina de células que recubren el ovario), de las células germinales (células que formarán los óvulos) y del estroma específico (células productores de hormonas), siendo el cáncer epitelial el más recurrente.

El problema es que gran parte de los cánceres epiteliales se presentan en etapa avanzada (70%), es decir con metástasis en distintos órganos del abdomen o con enfermedad fuera de la cavidad abdominal.

Factores de riesgo

Lamentablemente, aún no existe un conocimiento absoluto sobre lo que causa el cáncer, por lo mismo es que hablamos de factores de riesgo. Uno de ellos, considerado el más potente a pesar de que sólo es responsable del 10% de los cánceres de ovario- es el hereditario (Síndrome de cáncer de ovario hereditario familiar). Otros de los factores de riesgo que pueden influir son la dieta rica en grasas de origen animal, la nuliparidad (mujer que no ha parido), terapia hormonal de reemplazo (menopausia), menarquia precoz, menopausia tardía, el hábito del tabaco y la obesidad.

Esta última es un riesgo general para salud, pero según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Chile, la relación entre un alto nivel de grasa corporal y el cáncer de ovario es importante, de ahí que debamos tenerla en cuenta.

En conclusión, si bien es cierto que tendremos un riesgo mayor de sufrir cáncer de ovario si disponemos de antecedentes familiares, estos no son determinantes. Gran parte de los cánceres de ovario se deben a varias mutaciones genéticas cuyas causas aún se desconocen.

Diagnóstico

Uno de los problemas que posee el cáncer de ovario es su diagnóstico, pues los síntomas son muy poco específicos y, habitualmente, responden a una sensación de dolor y de distensión abdominal, que son muy poco precisos y simples de confundir con los llamados trastornos funcionales digestivos o colon irritable, lo que puede esconder a pacientes que posean enfermedades orgánicas.

Síntomas

En etapa aún precoz, la paciente puede presentar menstruación anormal, aumento de la frecuencia miccional (aumento de veces de orinar) y tenesmo rectal (deseo continuo, doloroso e ineficaz de defecar) o constipación, si es que el tumor comprime el recto o la vejiga. Los casos de abdomen agudo, debido a torsión del tumor, son poco frecuentes. En caso de enfermedad avanzada, las pacientes pueden tener distensión abdominal, constipación, nausea, anorexia y saciedad precoz. Así como también, las pacientes perimenopaúsicas pueden presentar menstruaciones irregulares.

Lamentablemente, a la fecha, el cáncer de ovario aún no es una enfermedad prevenible. Tampoco existen métodos que permitan un diagnóstico precoz. Por lo tanto las pacientes con alto riesgo (Síndrome de cáncer de ovario hereditario familiar) deben ser controladas en centros especializados.