fotoc

El Libro: súperalimento del cerebro

Este 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y en Clínica Andes Salud El Loa lo festejamos comentando sobre los múltiples beneficios que pueden derivar de la lectura.

¿Qué pueden tener en común la chía, el ajo negro, la quínoa y un libro? A primera vista ninguna, pero si hablamos de los variados beneficios para el organismo que conllevan su consumo, a todos podríamos llamarlos “súperalimentos”. ¿Pero porqué el libro está en este grupo? Pues a lo largo de los últimos años, diferentes estudios han confirmado los  efectos positivos que ejerce en el cerebro.

Leer es cómo andar en bicicleta, pues coordinamos varias partes de nuestro cuerpo para su correcta ejecución: el razonamiento, la memoria y la percepción juegan un rol fundamental. Cómo ya es sabido, al leer se activa el hemisferio izquierdo del cerebro, el sector que se encarga del razonamiento lógico y de las capacidades analíticas del individuo.

Por otra parte, al decodificar las letras, las palabras, las frases y las oraciones que conforman un todo, se activan zonas de la corteza del cerebro, que reconocen el valor semántico, el significado, de las palabras. De esto se encargan las cortezas occipital y temporal. La frontal motora se enciende al evocar sonidos, mientras que los recuerdos activan el hipocampo y el lóbulo temporal medial. La cadena es infinita. Con la lectura se lee una frase, se la interpreta, y ésta evoca recuerdos, aromas, colores y sonidos, memorias de nuestra mente.

Otro de sus más grandes beneficios, es el aumento de la llamada “Reserva Cognitiva”, pues en los últimos años, han sido muchos los estudios que relacionan directamente el nivel de lectura y escritura con el aumento de la reserva cognitiva. La cual influye cómo protector ante enfermedades neurodegenerativas.

Finalmente, otro de sus grandes beneficios es la posibilidad de reducir niveles de estrés, que pueden conllevar a una reducción de dolencias asociadas a este factor cómo lo son las cefaleas, epilepsias y trastornos del sueño.

Así que ya sabes, procura cultivar la lectura, busca temáticas de tu interés y haz lo mismo con tu familia. De esta forma, estarás cuidando la salud mental de los tuyos.


Fuentes

https://experteditor.com.au/blog/brain-books-benefits-reading/

http://www.24horas.cl/tendencias/salud-bienestar/estudio-asegura-que-la-lectura-afecta-positivamente-al-cerebro-1018954