fotoc

Lumbago, un mal común

Según cifras del Ministerio de Salud, en la actualidad el síndrome lumbar es la primera causa de ausentismo laboral en el país y, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 80% de la población lo sufre o ha sufrido de este tipo de dolencia.

El lumbago o lumbalgia, como su nombre lo indica, afecta la región lumbar o parte inferior de la espalda y en su gran mayoría se produce por un movimiento giratorio repentino e incontrolado del tronco.

Quienes padecen de lumbago se pueden recuperar en un lapso no mayor a quince días; no obstante, si el daño producido es en los músculos, en los ligamentos o en el disco intervertebral, su curación se prolongará por más tiempo.

Según expertos, el lumbago se origina por distintas causas, siendo las más comunes el estrés, el sedentarismo (conducir o estar sentado durante mucho tiempo), el sobre-esfuerzo físico, las malas posturas y en muchos casos, el sobrepeso.

¿Cuáles son los síntomas de un posible lumbago?

Debes tener especial atención con el dolor lumbar localizado, ya que dependiendo del caso se puede extender desde la cintura hasta la zona glútea. Debido a su tendencia de irradiarse por dichas zonas, es necesario consultar cuanto antes con un especialista. En esta primera instancia es clave poner atención en el nivel y zona del dolor, ya que un diagnóstico errado puede derivar en un aumento significativo del dolor.

¿Cómo prevenir?

La prevención es fundamental si queremos evitar esta dolencia, para esto se debe poner especial atención en nuestra mecánica corporal. A continuación podrás comparar acciones que previenen el lumbago, frente a las que no.

consejos lumbago