fotoc

Día mundial del Parkinson ¿Cómo identificarlo?

 

Cada 11 de abril se conmemora el Día Mundial del Parkinson, la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente en el mundo después del Alzheimer, y que afecta principalmente a la población adulta mayor. Su incidencia está entre 8.6 – 19 por 100.000 habitantes al año, por lo que cada año se intenta sensibilizar sobre el real impacto de esta patología en las tareas cotidianas.

Si bien afecta al 1% de la población mayor de 50 años, la prevalencia de esta patología en nuestro país esta alrededor de 190 por cada 100.000 habitantes, con una leve predominancia en hombres.

En este sentido, el neurólogo de nuestra institución, Dr. Javier Roman, nos entrega una serie de observaciones a la hora de identificar la sintomatología y los factores de riesgo asociados al Parkinson, el cual suele manifestarse a través de temblores corporales, rígidez de la musculatura y alteraciones del equilibrio, que con el correr del tiempo suelen ser más frecuentes entre quienes lo padecen.

“El diagnóstico del Parkinson es básicamente clínico y está representado principalmente con la signología motora. Originalmente el paciente debe presentar Bradicinesia, que es una lentitud de los movimientos activos, como por ejemplo dar pequeños pasos, abrocharse lentamente los botones, disminución de la expresión facial y disminución de braseo al caminar”, explicó.

Según nuestro especialista, La aparición de esta patología debe presentar al menos uno de los siguientes puntos concomitantes para confirmar su diagnóstico:

  • Rigidez muscular
  • Temblor durante el reposo
  • Inestabilidad postural (este último es un signo tardío de presentación)

Síntomas y consecuencias

Según el Dr. Román, entre los síntomas no motores más comunes del Parkinson se encuentran manifestaciones neurocognitivas como:

  • Depresión
  • Apatía
  • Ansiedad
  • Deterioro cognitivo leve
  • Alucinaciones y delirio.
  • Insomnio
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Sueños vividos

Otras complicaciones no motoras son las disautonomías que corresponden a alteraciones del sistema autonómico, baja de presión arterial, disfunción vesical, sexual y estreñimiento.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de esta enfermedad se pueden clasificar en dos tipos, genéticos y ambientales. El factor genético radica en los antecedentes familiares del paciente, lo cual aumenta entre 3 a 4 veces más el riesgo de padecerla por sobre otras personas.

En cuanto al factor medioambiental, el vivir en entornos rurales y aislados pueden influir, de igual manera la exposición a pesticidas (organoclorados y organofosforados) también representan riesgo importante de desarrollo.

Tratamiento

Si bien el Parkinson es una patología que hasta el momento no cuenta con una cura, la oportuna prevención y control de los síntomas y factores de riesgo pueden reflejar óptimos resultados, ya sea a través de fármacos, terapias físicas, dietas equilibradas y un constante ejercicio físico. Aspectos que pueden mejorar la calidad de vida de quienes padecen esta importante enfermedad.

Agenda tu consulta con nuestro neurólogo, Dr. Javier Roman, llamando a nuestro contact center 600 401 2400 o a través de las redes sociales de Clínica Andes Salud El Loa.