fotoc

Malas posturas en el uso de dispositivos móviles

La irrupción de los llamados “dispositivos inteligentes” ha traído consigo diferentes problemas de salud, pero el más común de todos es sin duda, el dolor de espalda y cuello debido al excesivo uso de estos aparatos, sumado a la mala postura corporal al momento de utilizarlos.

¿Qué pasa en la columna cuando apoyamos de mala forma nuestro cuello? La respuesta es simple, por cada dos centímetros que la inclinemos hacia adelante, la presión ejercida sobre la columna cervical aumenta el doble. Es decir, si la cabeza de un adulto puede pesar aproximadamente 5 kilos y la de un niño cerca de 2 kilos, al cabo de una hora mirando un celular con una inclinación de 15°, la presión en el adulto será de casi 12 kilos promedio y la del niño poco más de 5 kilos.  

Esta situación se ve aún más perjudicada cuando la acción se realiza apoyado en la cama, sobre cojines o sobre la pared, pues se provoca una hiperflexión de la columna cervical, llevando a que los músculos se contraigan y duelan. 

Por lo tanto, tomando en cuenta que el último informe de Big Data de la empresa Movistar reveló que en promedio los chilenos están 5 horas en el celular, se podría desprender que al año, este tipo de personas pueden acumular entre 600 a 1.600 horas de excesivo estrés sobre las vértebras cervicales, lo que a futuro se traduce en pérdida de la curvatura natural (jorobas), desgaste prematuro y degeneración.

Es por eso que se hace necesario mejorar la postura corporal, levantando la cabeza, disminuir el tiempo en que se emplean estos aparatos electrónicos y efectuar más ejercicio. Sin embargo, si las molestias persisten, lo mejor será acudir a un especialista.

mala postura