fotoc

Consejos para un sueño seguro de tu bebé

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del bebé?

Es la muerte repentina e inesperada, sin causa evidente aún tras una investigación completa, de un bebé de entre 1 mes y 1 año.

¿Cuáles son las otras causas de muerte relacionadas con el sueño?

Las otras causas de muerte relacionadas con el sueño son aquellas que tienen que ver con la manera y el lugar donde duerme un bebé. Entre ellas se pueden incluir las siguientes:

  • Asfixia: cuando algo, como una almohada, o alguien cubre la cara y la nariz del bebé y bloquea su capacidad de respirar.
  • Atrapamiento: el bebé queda atrapado entre dos objetos, como un colchón y una pared, y no puede respirar.
  • Estrangulación: algo presiona o se enrolla alrededor del cuello del bebé y bloquea sus vías respiratorias, por ejemplo cadenas o collares.

¿Qué puedo hacer para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé y de muerte por otras causas relacionadas con el sueño?

No hay manera infalible de prevenirlo, pero los padres y los cuidadores pueden tomar medidas para reducir el riesgo de este síndrome y de otras causas de muerte relacionadas con el sueño.

Los bebés duermen más seguros boca arriba: Los bebés que duermen boca arriba son mucho menos propensos que aquellos que duermen boca abajo o de lado.

Cada momento de sueño cuenta. Los bebés deben dormir boca arriba durante las siestas y por la noche. A los bebés que están acostumbrados adormir boca arriba si luego se les coloca boca abajo como para una siesta, corren un riesgo muy alto.

La superficie y el ambiente donde duerme importan. Los bebés que duermen en una superficie blanda, como un colchón para adultos, o bajo una cubierta pesada, como una cobija o edredón, son más propensos. No ponga objetos acolchonados, juguetes, protectores para cunas ni cobijas o cobertores de cama sueltos o debajo del bebé, sobre el bebé o en cualquier lugar donde duerme el bebé.

Amamante a su bebé. Los bebés que amamantan o se alimentan con leche materna tienen menor riesgo en comparación con los bebés que nunca se alimentaron de leche materna. Cuanto más tiempo un bebé se amamante o alimente exclusivamente con leche materna, menor será el riesgo.

Si lleva al bebé a una cama de adultos para alimentarlo, cuando termine, regréselo al lugar donde duerme solo. Este lugar debe ser diseñado para bebés, como una cuna, corralito, baby box o moisés, y estar cerca de su cama.

Si se queda dormido mientras alimenta o calma al bebé sobre una cama para adultos, regréselo al lugar designado para él tan pronto como usted se despierte.

Comparta su habitación con el bebé. Manténgalo en su habitación cerca de su cama, pero en un lugar donde duerma solo y que esté diseñado para bebés, idealmente durante el primer año del bebé, y al menos durante los primeros 6 meses. El bebé no debe dormir en una cama para adultos, en un sillón o en una silla solo, con usted o con cualquier otra persona, incluidos hermanos o mascotas. Todo esto reduce el riesgo de este síndrome y la probabilidad de asfixia, estrangulación y atrapamiento.

Los padres y otros cuidadores deben ser conscientes de lo cansados que están durante estos momentos. No hay evidencia a favor o en contra de los dispositivos o productos que afirman que compartir la cama es “más seguro”.

Para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé, las mujeres deben hacer lo siguiente:

  • Recibir atención prenatal regular durante el embarazo.
  • No fumar, beber alcohol ni consumir marihuana u otras drogas ilegales durante el embarazo y después del nacimiento del bebé.
  • Considere darle a su bebé un chupete para las siestas y el sueño nocturno
  • No sujete el chupete a nada que conlleve un riesgo de asfixia, sofocación o estrangulación (por ejemplo lazo, ropa, juguete de peluche o manta).
  • Espere hasta que el bebé aprenda a amamantar bien antes de ofrecerle un chupete. O, si no está amamantando, tan pronto como desee. No fuerce al bebé a usarlo.
  • Si el chupete se cae de la boca del bebé mientras duerme, no hay necesidad de volver a ponérselo.
  • No sobre abrigue demasiado al bebé mientras duerme.
  • Póngale a su bebé ropa de dormir, como un saco de dormir, diseñado para mantenerlo calientito sin necesidad de arroparlo con cobijas sueltas. Vístalo adecuadamente para la temperatura ambiente y no demasiado abrigado. Los padres y cuidadores deben vigilar los signos de sobrecalentamiento, como sudoración o sensación caliente del pecho del bebé al tacto.
  • Mantenga la cara y la cabeza del bebé descubiertas mientras duerme.
  • Siga la orientación de su Pediatra sobre las vacunas de su bebé y los chequeos médicos regulares. Existen investigaciones que demuestran que los bebés vacunados corren un riesgo menor de sufrir el síndrome de muerte súbita del bebé.