COVID: Conoce nuestras Toma de muestra y nuestro servicio de PCR Express

Contact Center
600 401 2400
Urgencia
+55 2424 831

Noticias
Andes Salud

¿Cómo controlar el colesterol cuando está alto?

  23 noviembre, 2022

En cierta y justa medida, nuestro cuerpo lo necesita para cumplir funciones orgánicas esenciales, sin embargo, cuando sus niveles son mayores a los saludables, el colesterol puede jugarnos en contra. En Andes Salud, te orientamos sobre los parámetros normales y qué hacer para revertir sus alteraciones. 

Tener una buena salud cardiovascular es clave para el bienestar general y uno de los factores que puede incidir en el cuidado de las venas, arterias y corazón, es el colesterol.

Esta molécula grasa (lipídica) se encuentra y forma parte de las membranas celulares, además de actuar en diferentes ciclos metabólicos como por ejemplo la síntesis de hormonas sexuales -como la progesterona, estrógeno y testosterona y de aquellas provenientes de la glándula suprarrenal, como el cortisol”, detalló el Dr. Julian Bedoya Jaramillo, Médico Internista de Clínica Andes Salud El Loa.

Mantener el colesterol bajo control, es determinante para la prevención del desarrollo de enfermedades como ataques cerebrovasculares o cardíacos, problemas generados por la formación de coágulos, que bloquean el flujo de sangre o “taponean” las arterias del cerebro o corazón.

Tipos de colesterol y su función

El colesterol que proviene del hígado, se transporta a través de la sangre para llegar a las células del organismo. Esto, lo hace adhiriéndose a proteínas, formando lipoproteínas.

Existen dos tipos de lipoproteínas y cada una tiene un impacto distinto en el sistema circulatorio:

  • Lipoproteína de baja densidad (LDL): también conocido como el de tipo “malo”, el LDL se encarga de transportar el colesterol a las células. Sin embargo, cuando estas no pueden absorberlo, el colesterol comienza a depositarse en las paredes de las arterias, haciéndolas cada vez más estrechas y poco flexibles.

 

  • Lipoproteína de alta densidad (HDL): llamado “colesterol bueno”, el HDL, tiene alto contenido en proteínas y toma el exceso de colesterol disponible en el cuerpo, para llevarlo nuevamente al hígado para su eliminación. Con esto, disminuye el riesgo de acumulación de colesterol en las arterias.

Factores de riesgo para el colesterol alto

El exceso de colesterol se relaciona, en una medida importante, al estilo de vida y hábitos cotidianos.

Según comenta el Dr. Julian Bedoya, “a modo de referencia, según el National Institute of Health de America el colesterol total se considera saludable con valores por debajo 200 mg/dL. Considerando solo el colesterol LDL y de acuerdo con el riesgo cardiovascular de cada paciente este debe estar entre 70-100 mg/dL y el HDL (colesterol bueno) mayor de 40 mg/dL de acuerdo al género”.

Entre los factores que influyen en el aumento de sus niveles, están:

  • Alimentación alta en grasas saturadas: el consumo frecuente de alimentos, como lácteos enteros, aceites vegetales (como el de coco), embutidos y carnes grasosas, y de otros con alta carga de grasas trans, como la comida procesada e industrializada, puede aumentar los niveles de colesterol LDL.

 

  • Consumo de alcohol y tabaco: las personas que son fumadoras, pueden tener menores niveles de colesterol HDL, o sea, de “colesterol bueno” y aquellas que beben de forma frecuente, pueden presentar niveles altos de colesterol total.

 

  • Sobrepeso y obesidad: a mayor peso e Índice de Masa Corporal (IMC), más altos pueden ser los índices de colesterol LDL y también, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

 

  • Sedentarismo: junto con tener un efecto negativo en el bienestar general, no hacer actividad física reduce la cantidad de colesterol HDL circulante en el organismo. Por lo tanto, nuestras venas y arterias estarán más propensas a la acumulación de grasa en sus paredes.

 

  • Estrés: aunque a veces no suele considerarse, el estrés crónico, combinado con los factores mencionados anteriormente, puede vincularse a un aumento del colesterol LDL. La relación se encuentra en que el estrés genera una mayor secreción de cortisol y adrenalina, hormonas que, a su vez, fomentan la liberación de triglicéridos y ácidos grasos.

Exámenes para medir y detectar niveles de colesterol

Según cifras del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), un 35% de los chilenos tiene colesterol alto y dado que es una condición que suele diagnosticarse de forma tardía por su ausencia de síntomas, esto puede aumentar el desarrollo de enfermedades asociadas.

“Es importante realizarse chequeos de rutina, sobre todo si la persona tiene factores de riesgo asociados, como obesidad, tabaquismo y factores genéticos, como la hipercolesterolemia, condición que produce que el organismo tenga dificultades para eliminar el colesterol “malo” (LDL)”, comentó nuestro especialista.

Para monitorear los niveles de colesterol, se indicará la realización de un perfil lipídico, análisis de sangre que contempla:

  • Colesterol total
  • Colesterol LDL
  • Colesterol HDL
  • Colesterol no HDL
  • Colesterol VLDL
  • Triglicéridos

Recuerda que en Clínica Andes Salud El Loa contamos con un completo Laboratorio Clínico para la realización de tus exámenes preventivos: Contáctanos al 55 2 424825 o al correo laboratorio.elloa@andessalud.cl

Cómo revertir el exceso de colesterol

Llevar un estilo de vida saludable, es el punto de partida para mejorar los niveles de colesterol y una dieta equilibrada, una herramienta potente para lograrlo.

Cuando armes tu menú semanal, no olvides:

  • Incluir alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales.

 

  • Probar alimentos con grasas saludables, como aceite de oliva, palta, frutos secos, legumbres  y pescados grasos ricos en omega 3, como el salmón o atún.

 

  • Evitar alimentos con grasas saturadas, como frituras, carnes rojas con grasa, embutidos, lácteos enteros, bollería industrial (donuts, pasteles, galletas) alimentos procesados y aceites vegetales, como el de coco y palma, entre otros.

 

  • No consumir alcohol, y de beberlo, hacerlo con moderación.

Además, hay otras acciones que te ayudarán a cuidar tus arterias, venas y corazón del colesterol LDL:

 

  • Mantenerte activo, realizando actividad física mínimo tres veces por semana, durante 30 minutos o más.

 

  • Dejar de fumar, para mejorar tu vida, disminuir el riesgo de enfermedades y no depender más de la nicotina.

 

  • Reducir el estrés, entregándote momentos de descanso de calidad, de recreación y relajo. En caso de necesitarlo, puedes buscar ayuda profesional para encontrar herramientas que te permitan manejar mejor el estrés.

¿Crees que puedes tener colesterol alto? Nuestros profesionales en médicina interna, nutrición y cardiología, podrán asesorarte en el diagnóstico y tratamiento oportuno, para proteger tu sistema cardiovascular. Reserrva tu hora al 600 401 2400 (Opción 1)

  Noticias Relacionadas

Evitemos el cigarrillo, consejos para prevenir el Cá...

  17 noviembre, 2022

Siendo el consumo de cigarros, su principal causa, en una nueva conmemoración del Día Internacional ...

Universidad Santo Tomás de Antofagasta firma conveni...

  7 noviembre, 2022

Este viernes 4 de noviembre Clínica Andes Salud El Loa firmó un importante convenio con ...

Hígado graso ¿Qué debes saber para prevenirlo?

  3 noviembre, 2022

La afección hepática más común a nivel mundial y en Chile, se estima que un ...

Mamografía ¿Cómo prepararse antes del examen?

  11 octubre, 2022

Octubre es el Mes del Cáncer de Mama, enfermedad de alta mortalidad que afecta principalmente ...