Contact Center
600 401 2400
Urgencia
+55 2424 831
Buscar

Noticias
Andes Salud

¿Tomas poca agua? Esto podría indicarlo

  2 noviembre, 2023

El agua es esencial para un buen funcionamiento del organismo y cuando no le entregas la cantidad que necesita cada día, pueden surgir distintos síntomas y problemas de salud. ¿Cuánta agua tomas? Descubre en este artículo si necesitas aumentar tu dosis de hidratación. 

 

El cuerpo humano está compuesto entre un 60% y 70% de agua, es por eso que consumirla de forma periódica y en las cantidades recomendadas, es fundamental para estar y sentirse bien. 

A nivel general, se recomienda consumir entre 2 y 3 litros de agua al día, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la edad y el peso. “Un adulto sano debe consumir alrededor de 35 ml por kilo de peso, entonces, alguien que pesa 70 kilos, deberá mantener su ingesta en mínimo 2,4 litros por día”, explicó Teresa Andrade, nutricionista de Clínica Andes Salud Chillán

Como el agua es tan esencial para nuestro bienestar, cuando no tomamos lo suficiente, el cuerpo puede resentirlo y desencadenar una serie de reacciones para alertarnos. ¿Por qué ocurre esto? Sigue leyendo para informarte. 

 

¿Qué funciones cumple el agua en el cuerpo? 

El agua es clave para el cuerpo humano y desempeña un papel crítico en diversos procesos biológicos. De hecho, una persona puede sobrevivir entre 8 y 21 días sin comer, pero sólo 3 a 5 días sin tomar agua. 

Entre las principales funciones que tiene el agua en el organismo, están: 

 

  • Hidratación: el agua es fundamental para mantener el equilibrio hídrico en el cuerpo. Una hidratación adecuada es esencial para que los órganos y sistemas funcionen correctamente. 
  • Temperatura corporal: el agua regula la temperatura corporal. Cuando nos ejercitamos o nos encontramos en climas cálidos, sudamos para liberar calor. El agua en el sudor ayuda a enfriar el cuerpo a medida que se evapora. 
  • Digestión y absorción de nutrientes: el agua actúa como un medio en el que se disuelven los nutrientes que obtenemos de los alimentos y facilita su absorción a través del tracto gastrointestinal. 
  • Eliminación de desechos: a través de la orina y las heces, el organismo se deshace de sustancias no deseadas y toxinas. 
  • Transporte de sustancias: el sistema circulatorio utiliza el agua para transportar nutrientes, oxígeno y hormonas a las células y órganos de todo el cuerpo. También transporta productos de desecho para que estén lejos de las células.
  • Lubricación: actúa como un lubricante en las articulaciones y evita la fricción entre los huesos. También lubrica las membranas mucosas en órganos como los ojos y el tracto respiratorio.
  • Función cerebral: el cerebro depende del agua para funcionar correctamente. La deshidratación puede afectar la concentración, la memoria y la función cognitiva.
  • Equilibrio de electrolitos: el agua ayuda a mantener el equilibrio de electrolitos en el cuerpo, como el sodio y el potasio, lo que es esencial para la función celular y la salud en general.
  • Salud de la piel: una hidratación adecuada contribuye a mantener la piel saludable. La piel seca y deshidratada es más propensa a problemas como la descamación y el envejecimiento prematuro.

 

¿Qué señales pueden indicar que tengo que tomar más agua? 

La hidratación deficiente puede manifestarse de distintas maneras y aunque esto puede variar de persona a persona, existen síntomas generales que pueden ser un indicio de que estás tomando poca agua. 

Por ejemplo, es posible notar: 

  • Orina concentrada: es más densa, oscura y tiene un olor más fuerte que la orina normal. Esto puede ser un signo de deshidratación. 
  • Fatiga y debilidad: la falta de agua en el cuerpo puede llevar a una disminución de la energía, lo que se traduce en fatiga, debilidad y falta de concentración. 
  • Dolor de cabeza: la deshidratación moderada o severa a menudo se manifiesta con dolor de cabeza. Esto se debe a la disminución del volumen de sangre y, por lo tanto, menos flujo sanguíneo al cerebro.
  • Mareos o desmayo: la falta de agua puede causar cambios en la presión arterial, lo que puede llevar a mareos o, en casos graves, desmayos. 
  • Sequedad en la piel: la piel seca y escamosa puede ser un signo de falta de hidratación. La deshidratación crónica también puede contribuir al envejecimiento prematuro de la piel.
  • Irritabilidad: no tomar suficiente agua puede afectar el estado de ánimo y provocar irritabilidad y mal humor. 

 

¿Tu dosis de agua diaria es muy baja? Comienza a incorporar el hábito de tomar agua periódicamente para mantenerte sano. Recuerda que si los síntomas persisten, es muy importante que acudas a un especialista Andes Salud, para una evaluación más completa. ¡Cuídate!

  Noticias Relacionadas

Lumbago al alza: Dr. Andrés Guardia explica el aumen...

  4 abril, 2024

El lumbago o también conocido como dolor lumbar, se ha posicionado como una de las ...

¿Qué es el cortisol y por qué es bueno medirlo?

  27 marzo, 2024

¿Te has dado cuenta que cada día escuchamos más sobre el cortisol? Si bien tiene ...

Glaucoma: ¿puede causar pérdida de la visión si no s...

  12 marzo, 2024

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el glaucoma es una de las ...

Pie plano en los niños

  12 marzo, 2024

Aunque puede ser una condición frecuente y normal en el periodo de crecimiento, es importante ...

Buscar

Para estar informado